Culligan ofrece una línea avanzada de suavizadores para reducir la acumulación de incrustaciones dañinas en los equipos causados por los iones de hierro, calcio, magnesio y manganeso. El agua suave reemplaza esos iones con sales de sodio para mejorar la eficiencia del equipo sin productos químicos antiescaladores, lo que resulta en una reducción de costos inmediata ya largo plazo.